Skip to content

¿Qué estamos haciendo en Educación?

Maiatza 5, 2016
Fuente de la imagen

Fuente de la imagen

“Aprovecho para comentarte un tema. Ya sé que no es cosa vuestra pero me imagino que recibiréis comentarios o quejas similares y si tenéis ocasión de trasmitirlas pues mejor. Me acaba de llegar una orden diciendo que hay que hacer y entregar el plan de mejora de la evaluación de diagnóstico para el 15 de junio. La verdad es que me parece una pasada. Ellos tardan más de un año en entregar los resultados y a nosotros nos piden que en dos meses hagamos las pruebas modelo y las pruebas de la evaluación de 3º, lo corrijamos, volquemos los datos en un tiempo récord y además ahora el plan de mejora. Me parece que entre burocracia, orden y contraorden…es difícil poder seguir innovando, avanzando, gestionando un centro.”

Hace unos días recibí este email de un Jefe de Estudios de un Centro y con él quiero iniciar esta reflexión. ¿Qué estamos haciendo en Educación? ¿Hacia dónde vamos? ¿Cuál es nuestra meta? ¿Y los alumn@s? ¿Estamos formando para que nuestros chicos y chicas se puedan mover con agilidad en este siglo XXI?

caosLa verdad es que llevo muchos años como asesora en el Berritzegune de Leioa y, a medida que pasa el tiempo, percibo una cierta desorientación en el Departamento de Educación que se refleja en la situación caótica que se está viviendo en varios centros. Muchos planes, proyectos, líneas estratégicas, documentos a doquier todos ellos  importantes, pero sin marcar un camino a recorrer. No hay unas propuestas claras y coherentes, pero limitadas, con la mirada puesta en temas pocos y concretos  pero efectivos, con unos plazos establecidos de obligado cumplimiento para el centro educativo y con unos inspectores e inspectoras con los que caminar de la mano.

Ante esta situación, tenemos un profesorado que no ve la necesidad de formarse, y redacta planes y proyectos diversos que no reflejan la situación real del Centro, documentos que no les ayudan a crecer y a mejorar  y que se guardarán en un armario o se   olvidarán en una estantería.

También es verdad que, desde las asesorías,  hemos ofertado una formación muy diversa para responder a temas tan variados pero sin un hilo conductor como son la diversidad, inclusión, convivencia, tratamiento integrado de lenguas, plurilingüismo, escuela 2.0., pizarra digital interactiva, competencias básicas o clave, inteligencias múltiples, ABP… y vuelvo a insistir que, en la práctica, estas formaciones no han llegado al aula.

Por un lado, hay un hastío instalado en muchos docentes y, en parte,  lo entiendo porque han perdido la ilusión y las ganas de cambiar ante este contexto tan complicado y gris.  Además, salvo casos aislados, de momento contamos con un  alumnado que sigue aguantando la enseñanza tradicional porque ante las explicaciones del profesor desconecta en el aula y, cuando los exámenes están próximos, se pone las pilas, memoriza la unidad didáctica de turno del libro de texto y  vomita en un examen todos esos contenidos que aprende, muchas veces, sin comprender.

Pero creo que el camino podría ser otro, despertando del letargo en el que estamos inmersos y dando un sentido a la labor docente y asesora.

Fuente de la imagen

Fuente de la imagen

¿Qué necesita el profesorado?

  • Menos burocracia

  • Un proyecto educativo coherente, permanente en el tiempo y no dependiente del partido o partidos políticos que estén en el gobierno.

  • Claustros con una única mirada, una meta, unos objetivos claros. A través de nuestras áreas o materias para lograr un alumnado competente tenemos que …

  • Coordinación departamental y, si es posible, interdepartamental

  • Protección y ayuda del equipo directivo

  • Responsabilidad de las familias

  • Buena conectividad en las aulas y ordenadores actualizados

  • Perder el miedo y motivación para enseñar y evaluar de otra manera, dar pequeños pasos exitosos y avanzar sin parar

  • Formación para que el alumnado diverso, con diferentes estilos y ritmos aprenda más y mejor

    Lo que tenemos que tener claro es que “No hay Innovación sin Formación” pero una formación para cambiar y mejorar a las personas.

Como asesora, ¿qué formación puedo ofrecer?

Fu

Fuente de la imagen

De otra entrada que hice en este blog “La formación del profesorado, ¿para qué?” saqué estás conclusiones que voy a compartir de nuevo con vosotros:

  • No dar formación al que no quiere, ya que muchos de los docentes no ven la necesidad de cambiar, y asisten a la formación obligados por estar en un proyecto o movidos por un equipo directivo que tiene unas ilusiones que ellos no comparten. Antes de empezar, tendría que buscar y pedir a los docentes una misma mirada, meta, y por supuesto, compromiso.

  • Ofrecer una formación en formato Curso-Taller corta en el tiempo y dirigida a elaborar algo para trabajar con nuestros aprendices en el aula, evaluar la experiencia y poder compartirla con los demás docentes a través de la Red.

  •  No impartir un curso dirigido a las diferentes Etapas (Infantil, Primaria y Secundaria) si, algunos profesores, no son capaces de trasladar los ejemplos que se dan en la formación a su materia, aula, y alumnos. Si lo hago, pediría profesores y profesoras con ganas, flexibles, con ganas de avanzar en su profesión, receptivos y que conozcan perfectamente su área o materia y a cada uno de sus alumnos.

  • No a la multiplicidad y parcialidad de las formaciones: competencias, inteligencias, múltiples, trabajo cooperativo, TIC, Proyectos de trabajo. A través de los proyectos de aprendizaje, ¿no se trabajan todos estos temas de una manera natural?

  • Formar para reflexionar, mejorar, cambiar, enriquecerse, sentirse mejor en el trabajo diario con nuestros chicos y chicas.

  • Aprender para hacer, diseñar, crear una secuencia didáctica u otro recurso para llevar al aula.

  • Crear grupos de trabajo en el Centro o intercentros con profesoras y profesores “entusiastas” para trabajar en equipo y compartir ideas, recursos, materiales, experiencias.

  • Entrar en el aula acompañando a otro profesor para poner en práctica  lo que digo y cuento en las sesiones de formación. Posteriormente, evaluar la experiencia tanto nosotros profesores como el alumnado. La verdad, es que a nivel profesional es lo que más ha enriquecido mi trabajo como asesora y profesora. Ha sido y es un placer trabajar con el alumnado día a día y ver sus progresos.

Fuente de la imagen

Fuente de la imagen

  •  Si se te ocurre alguna idea más para ampliar esta lista, por favor, deja un comentario en esta entrada.

16 Iruzkin leave one →
  1. Maiatza 5, 2016 3:18 pm

    Querida Ana:
    Estoy de acuerdo con tu análisis y con la trama con que lo has presentado. Guardaré la entrada como un tesoro.
    Sugiero que, para dar mayor coherencia a todas las propuestas, el mejor marco es la Formación en Centros. Entiendo perfectamente que quienes practicáis la asesoría no podéis multiplicaros, excepto si en cada centro hubiera una “contraparte local”, a través de un Departamento de Formación y Evaluación. A pesar del malestar inicial, en Andalucía, creo que los DFEIE han funcionado, en la medida que los proyectos educativos los hayan llenado de vida, claro está…
    Me ha encantado la ventana directa a la realidad con que inicias el texto. Desde luego, deberíamos ser capaces de establecer una secuencia lógica y, sobre todo, viable, entre los planes de evaluación, mejora y formación, por este orden, en cada centro.
    Además, me inquieta siempre esta pregunta: ¿se puede ignorar las necesidades de formación de las familias en los centros educativos de enseñanza básica? ¿Cómo conjugarlas con el proyecto educativo y los planes respectivos? ¿Comunidad de aprendizaje?
    Un abrazo y muchos ánimos.

    • Maiatza 6, 2016 7:59 am

      Joaquín, gracias por tu aportación.
      Desde el departamento de educación siempre se ha hecho hincapié en la formación en centro ya que también creo que es la más efectiva pero siempre que el profesorado vea la necesidad y tenga ilusión por cambiar y esto, la verdad, no lo veo.
      Un abrazo

  2. Maiatza 5, 2016 8:13 pm

    Recursos humanos, plan y gestión, CONTEXTUALIZADOS E INTRANSFERIBLES. De dinero no hablo. Ya lo has dicho: seguimos con la clase magistral, llevamos veintitantos años haciendo lo mismo. Bueno, algunos llevamos veintitantos años intentando hacer veintitantas cosas, siendo marginados y aguantando el tipo una por año contra viento y marea pero….Mientras las estructuras sea fijas y los criterios de dotación sea la ratio oficial (25,30, 35)…..poco, poco.

    • Maiatza 6, 2016 7:55 am

      Manuel, como siempre, gracias por tu comentario. La verdad es que el Departamento de Educación parece que no quiere saber lo que está pasando y no se atreve a poner el cascabel al gato.
      Un abrazo

  3. enunlugardelamancha permalink
    Maiatza 10, 2016 3:06 pm

    De lo más sensato, realista y coherente que he leído en mucho tiempo sobre la situación en los centros y del profesorado. Yo he pasado del optimismo a verlo todo muy negro. Soy profesora, y vivir en esta realidad es muy duro. Un abrazo, Lucia Fraile

  4. Matia permalink
    Maiatza 10, 2016 8:28 pm

    Soy profesora y sí, coincido en algunos puntos con Ud., pero nuestra sensación es que desde las altas esferas de la educación no se conoce la realidad ni de los centros ni de las aulas, así, ahora, con la nueva ley, se nos exige evaluar por competencias, trabajo cooperativo… para ello se nos lee en las Comisiones de Coordinación Pedagógica una ley tan compleja como suelen serlo y se nos explica desde una directiva que suele estar tan perdida como nosotros, se nos intentan alecionar sobre lo que hay que hacer y se nos invita a realizar un cursillo de diez o veinte horas a 60 kms del lugar de trabajo, curso que además es inútil, pues me temo que un cambio tan drástico requiere una preparación mucho más exhaustiva.
    Se nos pide que hagamos las clases más dinámicas que incorporemos las Tics, libros de texto llenos de aulas virtuales… en centros donde tenemos tres ordenadores para 40 profesores con dos impresoras que a duras penas funcionan, donde la red llega a ratos y poner un simple documental es algo digno del mismísimo Ulises.
    Se nos exige, al menos en nuestra comunidad, que elijamos libros de texto para el curso que viene, ahora, antes del tres de mayo, cosa que se nos ha obligado a hacer cuando las editoriales aún no han creado esos libros, cuando no los hemos podido ver, para elegir el mejor…
    Podría seguir, relatanto incongruencias faltas de todo sentido común en aulas masificadas donde la mayor parte del periodo que pasas con los alumnos la dedicas a que se decidan a escuhar no solo al profesor, los unos a los otros, porque el problema mayor sigue siendo social. ¿Le puede extrañar a alguien, entonces, que el profesorado esté desmotivado, perdido y harto de una realidad que nadie parece querer conocer?. Realmente me parecen auténticos héroes aquellos que resisten e intentan de alguna manera compartir con sus chicos cualquier tipo de conocimiento.

    • Maiatza 11, 2016 8:12 am

      Estoy totalmente de acuerdo con tu comentario. Creo que también hay un lado oscuro en los centros: poca coordinación para poder reflexionar, aunar criterios y formarse para pasar a la acción. Creo que a pesar de la mala gestión del departamento de educación algo podríamos hacer para que nuestro alumnado aprenda más y mejor a pesar de las dificultades. Seguro que hay muchas cosas que están en nuestras manos.
      Un saludo

  5. Maiatza 12, 2016 8:21 pm

    Reblogged this on Filölearning.

  6. Maiatza 12, 2016 11:59 pm

    Reblogged this on Cristina Guadalupe.

  7. Maiatza 16, 2016 8:00 pm

    Coincido mucho con tu análisis, Ana, y me gustaría apuntar dos cositas en tu entrada:

    – Ojo al síndrome del profesor comprometido hastiado por sentir que los avances que pretende llevar a cabo en el día a día no son respaldados por la comunidad educativa de su centro. Este perfil de profesor comienza a hacerse visible porque siente que es duro darse de bruces con la realidad. Hay que buscar el antídoto para recuperarlos.

    – La formación es imprescindible, pero la formación de los equipos directivos lo es aún más. Aquí hay una cantidad de trabajo ingente por hacer y me parece complicado. En muchos casos se ve que se sienten absolutamente superados y abrumados por la situación. Es imposible poner en marcha la locomotora cuando muchos equipos directivos sienten que van a ser arrollados por todos los procesos actuales (necesarios, imprescindibles). El resultado: falta de motivación, sensación de tiempo perdido, frustración. Pero es lo que hay, desgraciadamente.

    Un abrazo

    • Maiatza 17, 2016 6:48 am

      Josean, estoy totalmente de acuerdo con tu comentario. De todas maneras creo que el Departamento de Educación debería de facilitar las cosas, hacer de lo complicado que parece en sencillo y posible de hacer, pedir poco pero importante para posibilitar cambios en el aula.
      Gracias por tu aportación
      Un abrazo

  8. inma unzueta permalink
    Maiatza 17, 2016 10:38 pm

    Es absurdo pedir que se progrese en el uso de las TIC sin una conectividad adecuada y suficiente. Es absurdo plantear a principio de curso un circular con unos enlaces a largos documentos sobre cómo atender las necesidades educativas específicas y especiales de parte de los alumnos cuando ni se les identifica, ni se le da opción (tiempo y preparación práctica) a los profesores para que puedan responder adecuadamente. Es absurdo que se pida innovación a los profesores cuando en las facultades se preparan a los futuros maestros y profesores siguiendo clases magistrales. Es absurdo que habiéndome preparado para dar una respuesta adecuada a un colectivo de alumnos que ni se detectan (menos del 2% detectado) ni se atienden, incumpliendo flagrantemente la ley, no pueda poner en práctica mis conocimientos y tenga que desarrollar mi trabajo con otros quehaceres y colectivos para los que estoy menos preparada. ¿Dónde queda la eficiencia?

Trackbacks

  1. ¿Qué estamos haciendo en Educación? | Recursos TIC / TAC
  2. ¿Qué estamos haciendo en Educación? – Competencia Digital

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: